Interesante

Disolver azúcar en agua: ¿cambio químico o físico?

Disolver azúcar en agua: ¿cambio químico o físico?

¿Disolver el azúcar en el agua es un ejemplo de un cambio químico o físico? Este proceso es un poco más difícil de entender que la mayoría, pero si observa la definición de cambios químicos y físicos, verá cómo funciona. Aquí están la respuesta y una explicación del proceso.

Relacionar la disolución con el cambio

Disolver el azúcar en agua es un ejemplo de un cambio físico. He aquí por qué: un cambio químico produce nuevos productos químicos. Para que el azúcar en el agua sea un cambio químico, tendría que resultar algo nuevo. Tendría que ocurrir una reacción química. Sin embargo, mezclar azúcar y agua simplemente produce ... ¡azúcar en agua! Las sustancias pueden cambiar de forma, pero no de identidad. Eso es un cambio físico.

Una forma de identificar algunos cambios físicos (no todos) es preguntar si los materiales de partida o los reactivos tienen la misma identidad química que los materiales o productos finales. Si evapora el agua de una solución de agua azucarada, queda azúcar.

Si la disolución es un cambio químico o físico

Cada vez que disuelve un compuesto covalente como el azúcar, observa un cambio físico. Las moléculas se separan más en el solvente, pero no cambian.

Sin embargo, existe una disputa sobre si la disolución de un compuesto iónico (como la sal) es un cambio químico o físico porque se produce una reacción química, donde la sal se rompe en sus iones componentes (sodio y cloruro) en el agua. Los iones muestran diferentes propiedades del compuesto original. Eso indica un cambio químico. Por otro lado, si evaporas el agua, te queda sal. Eso parece consistente con un cambio físico. Hay argumentos válidos para ambas respuestas, por lo que si alguna vez le preguntan sobre ello en un examen, prepárese para explicarse.